Pepi Granada

20.01.2020

Buenas a todos, 

Este artículo o dedicatoria mejor dicho, es para mi amiga Pepi Granada, la cual se incorpora a la OIEA (Organismo Internacional de la Energía Atómica).

Hace ya unos años fui a realizar un curso en la Escuela Nacional de Protección Civil sobre Planes de Autoprotección, algo que por cierto me encanta, allí conocí a grandes profesionales que compartían la misma inquietud que yo, como ser o hacer mejor la autoprotección y así, dentro de nuestras responsabilidades en las empresas para las que desempeñamos nuestros trabajos, dotar de más seguridad, si cabe, a todas aquellas personas que están en nuestro ámbito de responsabilidad, ya sean como trabajadores o como personas que visitan esa empresa, comercio u otra dependencia.

Allí el elenco del profesorado era de Cum Laude, desde el responsable de operaciones del aeropuerto de barajas, la responsable de protección civil de la comunidad de Castilla La Mancha, del metro de Madrid y un largo etc, pero la que más me llamó la atención fue la coordinadora con la que pronto surgió feeling, o dicho en román paladino, simpatía entre ambos.

Esa coordinadora es Pepi Granada una mujer de las que hay que llevar en esas manifestaciones de feministas para poner de ejemplo lo que es la lucha por la igualdad, trabajando en un puesto de responsabilidad y con un criterio muy propio que en alguna ocasión le costó algún que otro cabreo, una mujer de bandera con su familia que siempre lleva en su boca, con sus amigos y mucho con su profesión.

Pues el otro día me llamó para comunicarme que se iba una temporada a la OIEA, como dije antes, es el Organismo Internacional de la Energía Atómica, allí una mujer española, madrileña, del Real Madrid por supuesto, una profesional como la copa de un pino, dejará bien alto el pabellón de los profesionales españoles, es estos tiempos habría que decir profesionalas también, pero ella sabe que no soy de esa cuerda, osea que profesionales simplemente.

Bueno querida Pepi, te deseo lo mejor en ese puesto y responsabilidad, te deseo lo mejor porque es una forma educada de hablar, estoy seguro que lo harás bien, siempre con esa autocrítica que te impones y que impones a los demás para ser los mejores, muchas gracias por permitirme estar entre tus amigos.